Orquesta Sinfónica de Antofagasta se reencontró virtualmente con su público

Vía online y absolutamente en vivo se presentó el concierto “Entre Cuerdas” a través de los canales digitales de Cultura Antofagasta.

La Orquesta Sinfónica de Antofagasta (OSA) está de vuelta. Un período largo de ausencia gatillado por las dificultades de la pandemia llegó a su fin. Un puntapié a la Temporada 2021 que fue de gran dominio técnico.

Los músicos pudieron reencontrarse no solo con su fiel público, sino también pudieron finalmente tocar juntos presencialmente, es decir, ya esta vez no desde sus casas, sino que desde el mismísimo Teatro Municipal de Antofagasta, lo que fue llevado a las más de 500 personas que se conectaron a través del canal YouTube y el fanpage Facebook de Cultura Antofagasta.

Atendiendo la situación sanitaria, se aplicaron estrictos protocolos, que conlleva a un retorno progresivo de la plana de músicos. En esta ocasión, fue el turno de la familia de las cuerdas, de allí el título de este concierto, “Entre Cuerdas”. Más aún, esta sección se dividió en dos grupos para alternarse en un brillante y equilibrado repertorio compuesto de cinco composiciones concebidas exclusivamente para cuerdas.

Previo a la música, el Director Ejecutivo de la CCA, Erik Portilla, dio unas palabras de bienvenida, donde recalcó la emoción de reencontrarse. Es cosa de meses, esperamos, para que lo visto hoy suceda frente a público presencial.

Una temporada que es presentada por Escondida | BHP y la Corporación Cultural de la Ilustre Municipalidad de Antofagasta, siendo acogida a la Ley de Donaciones Culturales.

El concierto

El talentoso director local Pedro Baeza Santelices empuñó la batuta y dio cuenta de sus capacidades, en el difícil contexto en que los conciertos orquestales han sido escasos a largo del país.

El evento comenzó adecuadamente con la “Elegía” de Edward Elgar, que se percibió como un gesto de catarsis artística frente a los ya tres millones y medio de personas que han perdido la vida en el mundo debido al Covid. Le siguió otra obra británica, la “Sinfonía Simple” de Benjamin Britten, una auténtica joya de trabajo con las cuerdas, que los músicos antofagastinos interpretaron con garra y sensibilidad.

La sencilla “Melodía” de Enrique Soro, sirvió como merecido saludo a la composición chilena. El romanticismo de este gran creador nacional brilló en la sentida lectura que le imprimió Baeza.

Una de las obras máximas que se han escrito para cuerdas es el Adagio y Fuga de Wolfgang Amadeus Mozart. Un punto sublime del concierto, en que la cohesión de los músicos y director fue total, y que nos recuerda el genio excepcional del compositor austriaco.

Y como cierre cadencioso, las cuerdas nortinas brindaron una pujante versión de las “Danzas Rumanas” del fundamental compositor húngaro Béla Bartók. Un final electrizante, que nos hace mirar a lo que se viene en los doce conciertos que restan hasta diciembre.

El próximo concierto será el viernes 18 de junio (20:00 horas). Obras de Stravinsky, Prokofiev y Gounod que serán dirigidas por Christian Baeza. Toda la completa cartelera se puede revisar en nuestras redes sociales (Cultura Antofagasta en Instagram, Twitter y Facebook) y AQUÍ.

Galería de fotos AQUÍ.

¿Quiere revivir el concierto? Vea aquí:

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email