Un tremendo joven talento de la dirección

Hace poco dirigió a la Filarmónica de Temuco y a la Sinfónica U. La Serena.
Christian Lorca, de 35 años, es maestro titular de la Orquesta Sinfónica Estudiantil Metropolitana (OSEM), y además de su debut con la Sinfónica de Antofagasta, pronto tendrá novedades respecto de otras agrupaciones orquestales del país.
Es solo parte del currículum de este músico, que el público antofagastino podrá conocer, de la mano de un abultado programa, con dos obras de alta exigencia técnica para la orquesta, pero que causarán un impacto en quienes asistan el viernes al Teatro Municipal.
Por un lado, la música de uno de los compositores más probados de la escena actual chilena, Miguel Farías, con su “Colores de la Pampa”, que extrae lo mejor de los pasajes sinfónicos de su ópera “El Cristo de Elqui”, inspirada por un relato de Hernán Rivera Letelier.
Luego, una sinfonía cumbre, de quien ya habíamos comentado en este espacio como se alza como una figura universal y atemporal. Hablamos del compositor alemán Johannes Brahms, a quien se escuchará con su última sinfonía, la Cuarta, que denota toda la profundidad de su expresión personal. Tan meticulosamente escrita que cada compás, cada nota, cada ritmo, emociona y nos inunda de belleza.
Una oportunidad para conocer a uno de los nuevos directores de orquesta chileno que sin duda traerá grandes sorpresas a futuro. ¡No se lo pierdan!.

(Por Álvaro Gallegos, Premio a la Música Nacional Presidente de la República con mención en Producción Fonográfica)

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email