Sueño cumplido: pequeño toca piano en el escenario del Teatro Municipal

Pese a su pérdida parcial de audición, el pequeño pudo interpretar diversas piezas en el piano de cola del recinto.

Muchos niños y jóvenes se han presentado en el Teatro Municipal de la Corporación Cultural de Antofagasta, incluso con el recinto lleno de público, cumpliendo el sueño de todo artista arriba del escenario.

Algo que siempre quiso cumplir Carlos Aburto, quien cursa el quinto básico en el colegio “Mi Hijo 2” y que siempre pidió a sus padres poder interpretar música con un piano de cola.

Aunque el contexto de pandemia aún imposibilita abrir los recintos, el estudiante tuvo la oportunidad de ensayar y hacer grabaciones propias junto a su familia, gracias al apoyo del profesor Rodolfo Herrera, de la Orquesta Sinfónica de Antofagasta.

De acuerdo a lo explicado por su madre, Madeleine Espinoza, “Carlos presenta un 38% de pérdida de la audición y se encuentra en evaluación médica para la instalación de audífonos. Constantemente estamos viajando a Santiago para controles médicos y en estos momentos nos encontramos evaluando el costo económico de la operación, ya que no contamos con los recursos para una intervención de este tipo.

“Es por eso que ante la eventualidad de que se realice la operación, uno de los sueños de mi hijo antes de ser intervenido, era poder interpretar alguna melodía en un piano de cola, ya que su papá le inculcó el amor por la música desde pequeño”, agregó.

“Una vez que se entera el profesor Rodolfo Herrera, de la asignatura de música de mi hijo, inició una serie de gestiones con la Corporación Cultural de Antofagasta para permitir que mi hijo acuda y utilice el piano de cola para poder cumplir uno de sus más preciados anhelos”.

La significativa actividad, que se enmarca dentro de la política de responsabilidad social de la CCA, se realizó cumpliendo todos los protocolos sanitarios, estando presentes sólo sus padres y el profesor gestor de la iniciativa.

“Quiero agradecer a la Corporación Cultural de Antofagasta y al profesor Rodolfo Herrera, por permitir que mi hijo cumpliera su sueño de subir a un escenario y tocar en un piano de cola. Mi hijo pudo interpretar un par de melodías entregándonos una enorme satisfacción como padres”, concluyó.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email