Ensamble de Cuerdas interpretará a Vivaldi en su concierto de final de año

Ensamble de Cuerdas interpretará a Vivaldi en su concierto de final de año

El concierto se realizará el viernes 13 de diciembre a las 20:30 horas en la Parroquia Madre de Dios, ubicada en el sector sur de Antofagasta.

Con un ensamble de Cuerdas de la Escuela de Música, alumnos y profesores cerrarán sus presentaciones del 2019 con un concierto para toda la familia.

La cita es el viernes 13 de diciembre a las 20:30 horas en la Parroquia Madre de Dios, ubicada en avenida Angamos 0535, en el sector sur de Antofagasta y será dirigida por el profesor y músico, Daniel Maribur.

Entre los solistas invitados destaca Ariel García (Cello), Macarena Vía (Cello) y Francisco Vía (Fagot). A ello se suman Pamela Moncada y Benjamín Fuentes, además de Michaella Araya (Cello). La entrada es liberada.

Entre el repertorio destaca un recorrido por las creaciones de Antonio Vivaldi, entre las que destacan Sinfonía en Sol Mayor para cuerdas y clavecín, Concierto para Fagot y cello, Concierto Op 3 N° 11 en re menor, Concierto para dos cellos y Concierto para cuerdas en sol Mayor rv 151 “Alla Rústica”

El Ensamble de Cuerdas corresponde a una asignatura dentro de la malla curricular de la institución y tiene por objetivo abarcar el trabajo en conjunto entre varios instrumentos. La práctica en conjunto en la música es necesaria dentro del estudio ya que relaciona los distintos aspectos técnicos en particular y las cualidades de expresión y contrastes que se vienen a desarrollar en un contexto colectivo.

Cada alumno asume un rol protagónico y a la vez forma parte de la sonoridad resultante del trabajo colectivo, siempre acompañado de destacados músicos que son sus docentes que los acompañaron durante el año.

Excentricidad del concierto

El concierto para fagot y cello Rv409 de Antonio Vivaldi, no tiene título descriptivo pero su carácter experimental, ligeramente enigmático, justificaría completamente uno. Este concierto podría haber sido compuesto a principios de la década de 1720, apuntando a una fecha relativamente tardía de la vida de A. Vivaldi. Sus primeros dos movimientos podrían describirse, respectivamente, como un movimiento rápido con una introducción lenta, donde el instrumento solista se asocia con su alter ego, el fagot.

El segundo movimiento es lento con una introducción rápida y recurrencias posteriores de la misma idea: una inversión exacta de la relación de primer movimiento. Tales movimientos de varios tiempos eran muy actuales en el siglo XVII, pero habían perdido el favor en el momento de la madurez de Vivaldi. Después de estos movimientos bastante idiosincrásicos, uno casi se sorprende al encontrar un final completamente convencional, aunque no menos atractivo.

Macarena Vía en el cello y Francisco Vía en el fagot, hermanos unidos por la sangre y la música, miembros de la OSA, invitan a deleitarse de este concierto que presenta una forma musical e instrumentación poco usual y que además, es una obra no muy conocida e interpretada en el mundo, lo que hace esta ocasión un momento especial y único para conocer sonoridades poco convencionales que propone este gran compositor en esta interesante obra.