Joven compositor nos cuenta sobre el estreno interpretado por la Sinfónica

Joven compositor nos cuenta sobre el estreno interpretado por la Sinfónica

Manuel Bustamante, es un joven compositor y Licenciado en música de la Pontificia Universidad Católica. Desde pequeño manifestó su interés por la música, conexión que se mantiene hasta el día de hoy. Ganador de varios galardones en esta oportunidad visitó Antofagasta para disfrutar del concierto que la Orquesta Sinfónica realizó con una de sus últimas creaciones.

“Cantos para una Velada” fue interpretada de gran manera junto al oboísta José Luis Urquieta y que sorprendió por su intensidad y propuesta melódica, siendo por el público antofagastino.

En su paso por la ciudad, nos comentó acerca de sus experiencias, su trabajo como compositor y la relevancia que tiene plasmar asuntos sociales en sus creaciones.

Nuevamente en Antofagasta y ahora estrenando una creación tan importante para ti como es Cantos para una Velada

Estoy muy orgulloso de estar nuevamente en Antofagasta, esta es la segunda vez que estoy acá en Antofagasta, así que me siento muy acogido y muy feliz de poder estar acá.

Cuando se presume un compositor crea una obra como ésta se imagina un señor de edad, pero apareciste tú con cara de niño y mucha juventud ¿cómo te inicias en este proceso, en este mundo de la creación y que te inspira para ir generando obras de esta envergadura?

Desde niño siempre tuve una fascinación por la música, siempre estuve enfocado en el tema de la creación, fue así como comencé a indagar con mis compañeros de curso, comenzamos a hacer canciones y posteriormente, entré a la universidad ya con la intención de estudiar composición de manera más formal, descubriendo ahí un mundo de posibilidades, un mundo totalmente nuevo, conocí mucha gente, conocí a mis compañeros con los que constantemente estábamos trabajando juntos, hablando de música, creando y es algo que siempre me ha llenado en el fondo, siempre me ha gustado el hecho de realizar algo donde no lo hay y ese tema a mí me fascina, me fascina el tema de la creación.

Cuéntanos sobre tus creaciones y este vínculo con la Orquesta Sinfónica, de Cámara, quintetos y  agrupaciones musicales en la línea clásica

En lo personal en mis creaciones trato de dedicarme en diversos temas, siempre he considerado que un compositor tiene que explorar diversas temáticas, tengo música que me inspira, por ejemplo, un poema o un verso que me haga sentido y así hago música a partir de eso.

También tengo música que tiene un poco más de tinte de contingencia como el caso del femicidio y esta obra en particular (Cantos para una velada) es una propuesta un poco más de una idea personal,  una búsqueda entre lo que es el equilibrio entre la violencia y la serenidad. Una búsqueda que a mí en lo personal me ha interesado bastante desarrollar como el tema de los cambios bruscos, el tema de causar momentos que culminan de una forma, que rompen de otra manera.

Sobre la conexión con la Orquesta Sinfónica de Antofagasta surgió este año a raíz de la propuesta que hizo José Luis Urquieta,  con él tuve la fortuna y el privilegio de haber trabajado el año pasado, con la Agrupación Solistico de Santiago y con Paolo Bortolameolli, en donde hicimos esta obra pero en una versión para orquesta de cuerda y oboe.

Ahora la armé con la propuesta que se pidió aquí por lo que se agrandó la obra y fue así como surgieron estas ideas de agregar los instrumentos, las maderas, percusión y en el fondo tratar de enriquecer más esta creación para un mejor refinamiento de la creación.

Quisiera destacar además que el año pasado tuve también la oportunidad de trabajar con la Orquesta Cámara de Antofagasta e hicimos otra obra junto a Pedro Baez siendo una experiencia muy buena, me sentí muy acogido acá.

¿Dónde nace tu capacidad creativa como compositor que quiere seguir avanzando?

Todavía siento que me estoy construyendo como compositor, todavía me queda mucho por aprender, hay muchas cosas que ignoro también haciendo como el acto de sinceridad, otras cosas que domino más, pero también creo que lo bueno es estar en ese constante proceso de aprendizaje, yo tengo 25 años, todavía me falta muchísimo conocimiento por tener, pero digamos en lo general siento que mi orientación va a un tipo de música que haga sentido a la gente, en ese foco me gusta mucho el tema de tratar asuntos de contingencia, por ejemplo.

De hecho, sin ir más lejos estoy trabajando con José Luis Urquieta en otro proyecto, dónde estoy abordando una temática acerca de una historia que tiene que ver con toda la época de la Dictadura Militar en Chile. Ese tipo de líneas me llama la atención porque siento que esta música, que muchas veces tiende a ser un poco elitista hay que sacarla un poco de su lugar y tratar de acercarla de cierta manera a las personas, a la realidad, al contexto.

Siempre he considerado que un compositor tiene tener una opinión frente a temas y si ocupa eso para hacer su arte, para hacer sus creaciones, mucho mejor porque eso acerca a la gente, acerca su música y el mensaje que se quiere transmitir a las personas.

¿Desde el punto de vista de la composición, en qué momento se está viviendo las creaciones en Chile?

Yo siento que hay mucho movimiento juvenil en la composición, siento que habemos muchos compositores que estamos tratando de hacer que nuestra música se escuche, tengo muchos compañeros por ejemplo que han estado realizando estudios, que han estado sonando también en diversas orquestas, compañeros de otras universidades también, en donde estamos con ese sentimiento mutuo de tratar de levantar una generación de jóvenes compositores, de hacer que se abran los espacios, de tratar de poner nuestra voz también, de poner nuestra música.

Me refiero a todo el movimiento en general, porque ahora hay muchas mujeres compositoras también, por ejemplo, el caso de Tamara Miller, Valeria Valle, Lucia Jiménez o Esteban Vargas, en fin, de tantos otros que estamos tratando de hacer que nuestra música se escuche abriendo los espacios.

¿Cómo definirías Cantos de una Velada, es una propuesta latinoamericana, nacional, en qué categoría tú la pondrías?

Siento que esta obra trata de mezclar muchas cosas que a mí me hacen mucho sentido, cómo la búsqueda de un equilibrio, entre estos cambios bruscos y esta serenidad, trato de mezclar todo y lo latinoamericano sale a raíz de eso, hay tintes de eso en la música, porque está muy coherente el programa en sí con las otras obras que también tienen esta riqueza latinoamericana musical.

Crédito foto: Evelyn Leal.